Side Menu In HTML by Css3Menu.com

Damas Caballeros Jóvenes Niños Escuela Bíblica Consejeros Tesorero Alabanza Oración Células Talento Ujieres Evangelismo Mantenimiento Aseo

 

 

Escuela Dominical o Bíblica:

Oficiales.

 

  1. El ministerio de La Escuela Dominical o Bíblica Local consistirá del Superintendente, del Secretario Tesorero, y los Maestros, del cual el Pastor Local será el moderador.
  2. El pastor Local es el encargado de seleccionar, elegir o nombrar a estos oficiales.

Requisitos para ser Superintendente de la Escuela Dominical o Bíblica.

 

Para que un miembro de la Iglesia pueda servir como Superintendente de la Escuela Dominical o bíblica  debe ser:

 

  1.  Miembro fiel de la Iglesia y estar de acuerdo con sus Enseñanzas.
  2. Bautizado con el Espíritu Santo.
  3.  Fiel en sus Diezmos.
  4.  Asistir puntualmente a la Iglesia.
  5. Cursar los Niveles I, II, III, IV y V de la Escuela de Bíblica. 
  6.  Líder de una Célula de Crecimiento.
  7. Asistir al servicio de oración de la Iglesia Local.
  8.  Realizar sus deberes bajo la supervisión y aprobación del pastor.
  9. Trabajar en armonía con el programa de la iglesia y reflejar una actitud cooperativa con referencia al progreso de la iglesia local.

Deberes y Responsabilidades del Superintendente de la Escuela Dominical o  Bíblica

 

Los deberes y responsabilidades del Superintendente son:

 

  1. Supervisar de una manera directa a cada uno de los oficiales y maestros que integran el cuerpo docente de la Escuela Dominical o Bíblica, para que trabajen por medio de metas y vigilar que estas se lleven a cabo.
  2. Debe de informarle y someter al pastor local cada plan de trabajo, programa o cambio antes de presentarlo a los oficiales y maestros de la Escuela Dominical o Bíblica.
  3. Debe estudiar y aprenderse con mucho cuidado cada una de las doctrinas de la iglesia de Dios Cambio de Vida.
  4. Debe siempre de estar buscando una constante mejoría en cuanto a principios y métodos de enseñanza, como también en administración y mayordomía.
  5. Planear el calendario anual de las actividades en cooperación con el pastor local, los oficiales y maestros de la Escuela Dominical o Bíblica; tomando en cuenta el calendario territorial y distrital.
  6. Organizar debidamente la Escuela Dominical o Bíblica, asegurándose que este dividida en departamentos según la edad y escolaridad.
  7. Proveer literatura adecuada a cada clase de la escuela dominical y encargarse de que el Secretario de la Escuela Dominical o Bíblica colecte el costo de la literatura.
  8. Programar por lo menos dos veces al año cursillos de capacitación para los oficiales y maestros de la Escuela Dominical o Bíblica.
  9. Promover la asistencia a la Escuela Dominical o Bíblica, usando distintos métodos y creatividad.
  10. Es el responsable de que se lleve a cabo la “Escuelita de Verano” en colaboración con el Líder de Niños.
  11. Celebrar una junta cada dos meses con todos los oficiales y maestro de la escuela dominical o bíblica para:
    1. Dar a conocer las necesidades que se presentan durante las clases, buscando alternativas de solución.
    2. Dar a conocer los avances educativos, de asistencia, de mobiliario, de material educativo, etc. etc.
    3. Evaluar las metas con que están trabajando.
  12. Celebrar el día del maestro y dar un reconocimiento a los maestros y oficiales de la escuela dominical o bíblica.
  13. Visitar a los maestros y oficiales que no asistieron a la clase pasada o que atraviesan por una problemática.
  14. Llegar a la iglesia por lo menos treinta minutos antes de que principie la escuela dominical o bíblica, para asegurarse que todo esta en orden.
  15. Durante la escuela dominical o bíblica debe:
    1. Asegurarse que el programa litúrgico este preparado.
    2. Ver que todos sus colaboradores estén en sus respectivos trabajos.
    3. Asegurarse de que cada maestro tenga los materiales necesarios, tales como: literatura para las clases, listas de asistencia, pizarrones, lecciones objetivas, mapas, proyector, etc.
  16. Ver que lleven buenos registros de todos los alumnos de la escuela  dominical o bíblica.
  17. Promover actividades sociales (cumpleaños, día de campo, etc.), en la escuela dominical o bíblica.
  18. Planear y poner en práctica un plan para el crecimiento de la escuela dominical o bíblica.
  19. Trabajar con el tesorero de la escuela dominical o bíblica, para:
    1. Preparar un presupuesto económico anual para las diferentes necesidades de la escuela dominical o bíblica.
    2. Supervisar el movimiento de los fondos de la escuela dominical o bíblica, vigilando la forma en que se obtienen y se distribuyen.
  20. Evaluar continuamente la escuela dominical o bíblica en las siguientes áreas:
    1. El personal, su vida espiritual y funcionamiento.
    2. La calidad de la enseñanza.
    3. El material didáctico.
    4. La asistencia.
    5. Nuevos alumnos.
    6. El grado de penetración en la comunidad.
    7. El numero de conversiones y crecimiento espiritual de los alumnos.
  21. Revisar con detenimiento el reporte mensual para enviarse a la oficina pastoral o territorial, para posteriormente firmarlo.

 

Requisitos para ser Secretario Tesorero de la Escuela Dominical o Bíblica.

 

Para que un miembro de la iglesia pueda servir como Secretario Tesorero de la Escuela Dominical o Bíblica, debe ser:

 

  1.  Miembro fiel de la Iglesia y estar de acuerdo con sus Enseñanzas.
  2. Bautizado con el Espíritu Santo.
  3.  Fiel en sus Diezmos.
  4.  Asistir puntualmente a la Iglesia.
  5. Cursar los Niveles I, II, III, IV y V de la Escuela de Bíblica. 
  6. Realizar sus deberes bajo la supervisión y aprobación del Presidente de Caballeros y del pastor Local.
  7. Trabajar en armonía con el programa de la iglesia y reflejar una actitud cooperativa con referencia al progreso de la iglesia local.

 

Deberes y Responsabilidades del  Secretario Tesorero de la Escuela Dominical o Bíblica.

 

  1. Asistir a las juntas mensuales.
  2. Levantar y guardar las actas de todas las secciones de negocios de la escuela dominical o bíblica.
  3. Reunir todos los informes de las clases e informar semanalmente al superintendente y al pastor local sobre las asistencias y ausencias, tanto de alumnos como de maestros y oficiales de la escuela dominical o bíblica.
  4. Mantener datos completos y al día sobre cada alumno y la obra de la escuela dominical o Bíblica (asistencia, conversiones, nuevos alumnos, etc.).
  5. Preparar el reporte estadístico mensual, presentarlo al superintendente y posteriormente enviarlo al secretario tesorero general de la iglesia local.
  6. Guardar un registro exacto de los fondos recibidos cada día que se lleva a cabo la escuela dominical o bíblica.
  7. Desembolsar fondos solo bajo la autorización del superintendente y con la aprobación final del pastor local.
  8. Registrar debidamente cada desembolso.
  9. Encargarse de pedir literatura necesaria; distribuirla en la mejor forma y ver que se pague puntualmente.

Requisitos para ser Maestro de la Escuela Dominical o Bíblica.

 

Para que un miembro de la Iglesia pueda servir como Maestro de la Escuela Dominical o bíblica  debe ser:

 

  1. No tener record de Ofensor Sexual con Niños.
  2. Miembro fiel de la Iglesia y estar de acuerdo con sus Enseñanzas, conocer sus doctrinas, creerlas y practicarlas.
  3. Bautizado con el Espíritu Santo.
  4. Fiel en sus Diezmos.
  5. Una persona dispuesta ah  profundizarse en el conocimiento de la Biblia, en el proceso de enseñanza y aprendizaje, a través de:
    1. Estudio personal.
    2. Participar en seminarios de educación local.
    3. Seminarios a nivel distrito y territorial.
  6. Habilidoso(a) para hablar en grupo.
  7. Asistir puntualmente a la Iglesia.
  8. Cursar los Niveles I, II, III, IV y V de la Escuela de Bíblica.
  9. Los maestros de Niños, Adolecentes y Jóvenes deben ser Bilingües.
  10. Realizar sus deberes bajo la supervisión y aprobación del pastor.
  11. Trabajar en armonía con el programa de la iglesia y reflejar una actitud cooperativa con referencia al progreso de la iglesia local.

 

Deberes y Responsabilidades de los  Maestros de la Escuela Dominical o Bíblica.

 

  1. Promover, publicar y apoyar la escuela dominical o bíblica.
  2. Cooperar con el superintendente en la planeación y ejecución de los planes de la escuela dominical o bíblica.
  3. Preparar y enseñar eficazmente la lección que cada semana le toca compartir.
  4. Si va ha estar ausente el día que debe impartir su clase o el día de la junta mensual, debe de notificárselo con anticipación al superintendente.
  5. Conocer bien los intereses, problemas y necesidades de sus alumnos por medio de:
    1. La observación de sus alumnos dentro y fuera de la clase.
    2. Visitas al hogar del alumno.
    3. Conversaciones informales con el alumno y sus padres.
  6. Preparar bien la clase:
    1. Iniciando la preparación a principios de semana.
    2. Manteniendo una idea clara del propósito de la educación cristiana.
    3. Formulando un propósito definido para la lección que cada semana le corresponde enseñar.
    4. Debe valerse de la ayuda didáctica que este a su alcance.
  7. Tomar lista de asistencia cada clase, con el propósito de mantener una estadística clara del avance de su clase, así como para descubrir sus alumnos ausentes y visitarlos en su hogar esa semana o llamarlos por teléfono.
  8. Mantendrá un registro con el nombre, dirección y teléfono de cada alumno. Eso le da al alumno el sentir de que es mas que un numero de clases y que en verdad es una persona con nombre que le interesa a su maestro.
  9. Hacer un compromiso maestro-alumno. En el cual el alumno trae a la clase a personas inconversas y el maestro se encarga de abrir espacios en cada clase para que acepten a Jesús como su Señor y Salvador personal. El maestro debe de tener la capacidad de convertir su clase en un campo evangelistico.
  10. Guardar las confidencias de sus alumnos.
  11. Hacer que sus alumnos se sientan bienvenidos a su clase.
  12. Amar en el amor de Cristo a sus alumnos.
  13. Asistir a la reunión mensual de maestros y oficiales de la escuela dominical o bíblica.
  14.  Llegar quince minutos antes de que principie la escuela dominical o bíblica.
  15. Apoyar la “Escuelita de Verano”
  16. Estrictamente prohibido contar historias, chistes insanos o cuentos de terror a los niños dentro y fuera de clases.
  17. Los  maestro de niños no deben de tratar mal a un niño que sea grosero, mal educado o que este interrumpiendo la clase, debe de hablar por radio a un ujier y este a su vez se comunicará con los padres del niño para que lo saque de la clase.

 

 

 

Volver Arriba