Side Menu In HTML by Css3Menu.com

Malaquías 3:10

Sus ofrendas y diezmos prueban a Dios, le abren las puertas del cielo y hacen que el devorador sea rechazado, son una SEMILLA DE FE.

Primero: En este pasaje de la Escritura, el mismo Dios invita a su pueblo a probarle, por medio de sus ofrendas y Diezmos, para que verifiquen su fidelidad.
Dice que al retener sus ofrendas y diezmos le hurtamos el privilegio de derramar grandes y abundantes bendiciones.
Hace un llamado para que renovemos nuestras ofrendas en esta promesa. Primero, habrá alimento o recursos para la obra divina “en mi casa”.

Segundo, dice que quienes ofrenden y diezman estarán en posición de recibir grandes y abundantes bendiciones.
¡Usted puede experimentar cómo se abren las ventanas del cielo para derramar bendiciones que no podrá "recibir", es decir, sostener entre sus brazos!

Tercero, Dios dice que reprenderá al devorador por nuestra causa. Hará que toda bendición a ti destinada no pueda ser detenida ni por el propio Satanás. No tenga miedo de probar a Dios con sus ofrendas y diezmos; él es el Señor y pasará la prueba.

Para Ofrendar y Diezmar de
un Clic aquí

Atención vea estos ejemplos instructivos por favor

Volver Arriba