1 2 3 4 5
Slider Wordpress by WOWSlider.com v4.4

Side Menu In HTML by Css3Menu.com

Nosotros existimos como Iglesia para celebrar la presencia de Dios.

Ésta es la prioridad número uno de nuestra iglesia porque es la prioridad número uno para nuestras vidas.
Mateo 4:10 dice, "Al Señor, tu Dios Adorarás y sólo a El servirás."
La adoración expresa mi amor hacia Dios.
Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
Juan 4:24

Nosotros existimos como Iglesia para comunicar la palabra de Dios.

La definición de evangelismo es "compartiendo las buenas nuevas.
Ésta es la razón más importante de todas. Dios ama a la gente.
Él es nuestro modelo. Si Él ama a las personas, nosotros las amamos porque Él lo hace. 2 Pedro 3:9 "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento"
El hecho es que, nosotros creemos que cada persona en el mundo tiene necesidad de Jesucristo. Cada uno necesita tener una relación con Él. Si no lo hacen pasaran la eternidad en el infierno.
19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
Mateo 28:19-20

Nosotros existimos como Iglesia para educar a las personas de Dios.

La definición de eso es discipulado. Discipulado significa ayudar a los creyentes a crecer espiritualmente.
Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.
2 Pedro 3:18

Nosotros existimos como Iglesia para Ministrar el amor de Dios.

Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.
Juan 17:18

Una definición de ministerio es satisfacer necesidades con amor.
Nuestro propósito es que cada miembro de la Iglesia se convierta en un Ministro de Jesucristo.
Lo que la persona tiene para ofrecer en la iglesia como ministro es algo valioso.
Nosotros como iglesia necesitamos a cada uno de ustedes y cada uno es vital y necesario como ministro.
Las personas que estacionan los automóviles son tan importantes como las personas que están en el púlpito todas las semanas.
Las personas que no son visibles recogiendo los papeles, lavando las ventanas--asegurándose que podemos ver hacia afuera—son tan importantes como aquéllos que enseñan a nuestros niños en la Escuela Dominical y como aquellos que están en el grupo musical de alabanza, etc. etc.
Cada trabajo es importante. Y cada uno de ustedes, cada miembro, es un "10" en alguna área.

Usted tiene algo muy especial, incluso si usted es una persona típica ordinaria usted tiene eso para ofrecerlo a Dios y Él lo usará de una manera milagrosa.
Parte de la razón porqué esta iglesia existe es para ayudar a satisfacer las necesidades de la gente con amor. No sólo las necesidades de los que están aquí sino que también a la comunidad donde nosotros sabemos que las personas están sufriendo.

Nosotros Existimos como Iglesia para tener Compañerismo

El mandato bíblico al compañerismo los unos a los otros en la iglesia
La Iglesia Primitiva es un Modelo de comunión.
    Hechos 2:42: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión (compañerismo) unos con otros...”
    Comunión = Del (gr. koinonia) y es una palabra que ocurre unas 20 veces en la Biblia.  El significado primario de “koinonia” es tener en común (koinos), compañerismo, comunión.  Y la primera vez que aparece es en Hechos 2:42. 

25para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. 26De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.
1 Corintios 12:25-26

El compañerismo y la hermandad; es uno de los propósitos de Dios para la iglesia.  No es una opción, es una necesidad de todo cristiano.  ¡Nos necesitamos unos a otros pues somos una gran familia espiritual, cuyo Padre es Dios